Candy bar: flashes y aire libre

Lo sabemos, celebrar una boda al aire libre es la delicia de cualquier pareja en ese día especial. En esta ocasión, nuestros novios Alber y Patri, confiaron en 2brain.es para realizar su candy bar, y con sólo una petición por parte del novio ¡no podían faltar conguitos! Pensando en el calor que iba a hacer en pleno agosto, decidimos añadir unos flashes a la mesa para que todo aquel que lo desease se pudiese refrescar.

La mesa de dulces

Unas fuentes llenas de chuches de diferentes sabores y formas, boles con conguitos y galletas saladas, regalices rojos rellenos, gelatinas, tarros con picotas, anillos comestibles y bombones, broches de jamones (nubes)… un montón de dulces que hacían la delicia de cualquier invitado. Como pieza principal, un centro de rosas de gominolas creado para la ocasión ¡no quedó ni una!

Flashes refrescantes

Nuestra valla con cubos y hielo anticipaba lo que en su interior se encontraba, ¡algo refrescante! Y no hay nada más refrescante en los dulces que unos flashes de sabores; fresa, lima limón, cola, naranja… cada invitado podía escoger el que más le gustase para tomarlo solo, o acompañarlo con su copa.

También fue muy buena opción para que los más peques tomasen algo de líquido, ya que entre tanta carrera jugando y con todo el sol, tenían muchísima sed y quedaron encantados.

Finca La Judía, Grijota (Palencia)

Alber y Patri • 8.8.2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *