Cronograma de una boda II

(Recta final)

*Para acceder a la primera parte del cronograma, pincha aquí.

2 meses antes del día B

  • Floristería. ¿Qué flores son de temporada? ¿Cómo llevo el ramo? ¿Qué decoración ponemos en las mesas? Son preguntas muy comunes. A estas alturas, estamos seguras de que habréis mirado y buscado vuestra decoración perfecta. Como siempre, acercaros a varias floristerías y dejaros asesorar, ellos os darán las ideas que os faltan para conseguir que el conjunto sea perfecto, y os asesorarán sobre lo que es tendencia y lo que no.
  • Regalos de invitados. Antes eran los padrinos quienes elegían los regalos, pero en la actualidad son los propios novios quienes compran y escogen qué darán a sus asistentes. El puro y el cigarro cada día son menos demandados. Un regalo para ellas, y otro para ellos, o tal vez uno para cada pareja, ¿qué es mejor? Presupuestaros un límite en regalos y como siempre, comparad precios y opciones disponibles en el mercado.
  • Música. En una boda hay mucha música que escoger; la de la ceremonia, la del banquete, la del primer baile, o la que la discoteca son cuatro de los momentos más destacables. ¿Se desea tener un grupo en directo para la ceremonia? ¿Contratamos a un dj para la fiesta? Hay que tener en cuenta que si se quiere un grupo en especial, o un animador en exclusiva, tal vez tendréis que contratarlo con más tiempo.

1 mes antes del día B

  • Papeleo viaje de novios. Es importante tener toda la documentación actualizada; el DNI, el pasaporte (en caso de necesitarlo), las vacunas… Hay países donde se recomienda prevenir ciertas enfermedades, para ello hay que acudir al médico y sufrir algún que otro pinchazo. En otras ocasiones, se deberá responder cuestionarios para que te dejen entrar en el país. La agencia de viaje os informará qué hacer para cada destino.
  • Meseros y minutas. Ya tenéis más que elegido el menú del banquete, y prácticamente ya sabéis qué invitados irán y cuáles tenéis dudas. Es un buen momento para escoger el estilo de las mesas; un menú por mesa o por invitado, escrito en pergamino, o un folleto sobre el plato… Aquí puede ser un buen sitio donde poner una frase de agradecimiento a los invitados.
  • Seating plan. Escoger cómo desearéis que vuestros invitados sepan dónde disfrutarán del banquete es uno de esos detalles que harán que los asistentes se sientan importantes. Tranquilos, no es necesario imprimirlo ya, pero sí comenzar a distribuir las mesas, elegir cómo indicar las mesas y escoger la temática son elementos que se deben escoger ya.

2 semanas antes del día B

  • Confirmación de invitados. A estas alturas ya tenéis que saber qué invitados irán o cuáles os faltarán. Aun así, pensad que el mismo día puede fallar alguien más, no os preocupéis, está demostrado que al menos un 10% de la gente que se invitó no podrá acudir a la boda.
  • Organización de mesas. Ahora es el momento de imprimir y dejar todo preparado para el seating. ¿Habíais hecho mensajes individuales para cada invitado? Dejar todo escrito para facilitar el trabajo del wedding planner o el encargado del restaurante harán que todo salga perfecto.

1 semana antes del día B

  • Última prueba vestido novia. Sí, increíble per cierto. A tan sólo una semana es la última prueba del vestido; muchas novias adelgazan por los nervios y a una semana es la única forma que tiene el modista de saber el cuerpo que tendréis finalmente. Confía, él es el experto, y tiene muchos vestido de novia a sus espaldas.
  • Hacer maletas de la luna de miel. ¿Hará frío? ¿Lloverá? Mirad el tiempo en el país de destino, leed consejos en blogs de parejas que hayan escogido el mismo lugar que vosotros, y recordad siempre meter los “por si” que sean necesarios; por si salimos de fiesta, por si nos ponemos malos, por si…

1 día antes del día B

  • DESCANSAR. Sí, no hay otra misión. Lo que no hayáis podido hacer hasta ahora, es muy improbable que lo hagáis en el último momento. Es normal que el día antes recojáis algún detalle o elemento de la boda, pero ya está. No intentéis cambiar las cosas, sólo conseguiréis poneros más nerviosos. ¿Queréis un buen consejo? Iros a un spa, y dejad que os mimen un poco. Además de relajaros, iréis al día siguiente con la mejor de vuestras caras.

Día B

  • ¡DISFRUTAR! Es vuestra boda, un año preparando todo para que en unas horas se acabe. Disfrutad todo lo que podáis y no os preocupéis si algo no sale como lo esperado; el que tenía que leer, ¿no lo ha hecho correctamente? ¡No pasa nada! ¿En el último momento va a llover? Novia mojada, ¡novia afortunada! Sed positivos y sonreíd, estáis con amigos y familiares, ¿qué más se puede pedir?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *