Entrar de la mano de tu padre y ver esos centros florales…. escalofríos